tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 1 de 19.

Trichuriasis; Trichuris.

Se observa un tricocéfalo de sexo femenino el cual tiene sus movimientos característicos, fue encontrado en el ciego, donde es el hábitat en el humano.

Para mayores detalles endoscópicos descargar el video presionando sobre la imagen.

Si usted desea observar el video en pantalla completa, debe de esperar a que el video se descargue completamente luego presionar Alt y Enter.

Todas las imágenes endoscópicas de este atlas contienen un video.

Parásitos

Tricocéfalo adulto.

Secuencia Video Endoscópica 2 de 19.

 Tricocéfalo adulto.

Tricocéfalo

 

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 3 de 19.

Imagen y Video de Tricocéfalo adulto.

El Tricocéfalo mide de 3 a 5 centímetros las hembras son más largas que los machos. La punta del gusano se clava en la mucosa del intestino y provoca una acción destructiva que ocasiona dolor y diarrea con estrías de sangre.

Ademas, por el esfuerzo de tantas evacuaciones que tiene el nińo, se provoca la salida del recto (prolapso) a través del ano.
Cada tricocéfalo adulto consume al día .005 ml de sangre
.

 

Tricocéfalo

 

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 4 de 19.

Otro parásito es observado en el agujero del apéndice.

Los tricocéfalos pueden producir apendicitis parasitarias. El tricocéfalo produce ulceraciones en la mucosa apendicular, inflamación y a veces hemorragia.

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 5 de 19.

Imagen y Video de Tricocéfalo adulto.

Los tricocéfalos adultos viven en el ciego, donde se unen a la mucosa por su extremo anterior. Las hembras ponen de 3 mil a 10 mil huevos al día, los cuales tienen una forma característica.

Cuando los humanos ingieren huevecillos, las larvas brotan de ellos en el intestino delgado superior, penetran a las vellosidades intestinales y dan lugar a la forma adulta en 30 a 90 días. Los tricocéfalos adultos viven de 4 a 8 ańos.

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 6 de 19.

Imagen y Video de Tricocéfalo

La unión de algunos tricocéfalos a la mucosa no produce síntomas clínicos. Sin embargo cuando la carga de gusanos adultos aumenta, la mucosa se inflama y queda edematosa.

Cada tricocéfalo adulto consume al día .005 ml de sangre y las cargas muy altas de este parásito producen una fuerte anemia. La hemorragia en los sitios en que los parásitos están unidos también contribuye a la anemia en casos grandes.

Cuando el recto queda edematoso, el pujo durante la defecación causan prolapso rectal. Algunas veces algunos parásitos adultos invaden el apéndice y causan apendicitis, en ciertos casos se produce diarrea secundaria a invasión bacteriana cuando se obtienen muchos tricocéfalos.

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 7 de 19.

Parte posterior del tricocéfalo femenino.

El desarrollo de los síntomas depende de la cantidad de gusanos/huevos. Las infestaciones leves pueden ocasionar pocos o ningún síntoma, mientras que las infestaciones mayores pueden provocar diarrea sanguinolenta, deficiencia de hierro, anemia y en ocasiones prolapso rectal.

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 8 de 19.

Los gusanos adultos residen en el colon y el ciego, con las porciones anteriores ensartadas en la mucosa superficial.

Cada día las hembras adultas depositan miles de huevos que se eliminan por las heces y maduran en el suelo. Una vez ingeridos, los huevos infecciosos se rompen en el duodeno, liberando larvas que maduran antes de emigrar hacia el intestino grueso. El ciclo vital completo dura alrededor de tres meses y los gusanos adultos pueden vivir varios ańos.

La mayor parte de las infecciones producidas por el tricocéfalo Trichuris trichiura son asintomáticas, aunque las infestaciones masivas producen síntomas digestivos.

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 9 de 19.

La mayor parte de las infecciones producidas por el tricocéfalo Trichuris trichiura son asintomáticas, aunque las infestaciones masivas producen síntomas digestivos.

Al igual que los demás helmintos transmitidos por contaminación del suelo, el tricocéfalo está muy extendido por el trópico y el subtrópico y su incidencia es máxima entre los nińos pobres. Una ancha sección posterior y una fina porción anterior proporcionan la forma de látigo característica de Trichuris.

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 10 de 19.

Corte longitudinal de Trichuris trichura mostrando huevos en el útero.

Tricocéfalo de sexo femenino encontrado en el ciego Una hembra de este parasito depone entre 3000 y 20.000 huevos por día.

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 11 de 19.

Vista mejor detallada de huevos en el útero.

El macho de Trichuris trichuria tiene un solo testículo; la hembra un solo ovario.

Fisiopatología

La principal lesión producida por los tricocéfalos proviene de la acción mecánica al introducirse los parásitos adultos mediante su lanceta retráctil en la mucosa colónica; de este modo se produce una herida traumática que causa inflamación local, edema y hemorragia.

 

 

 

 

 

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 12 de 19.

 Huevos con la forma típica de Trichuris trichura,
 operculados en los extremos.

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 13 de 19.

Vista 10x de los huevos en el útero.

El hombre se infecta al consumir agua o alimentos contaminados con huevos embrionados; estos sufren ablandamiento de sus membranas y se liberan las larvas en el intestino delgado, penetran las glándulas de Lieberkühn, en donde tienen un corto periodo de desarrollo, para luego pasar al colon; allí maduran y viven aproximadamente 3 ańos.

Los parásitos adultos se enclavan en la mucosa del intestino grueso ayudados por una lanceta retráctil que les permite profundizar en la mucosa hasta quedar fuertemente adheridos.

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 14 de 19.

Vista de los huevos 4 x.

Ciclo biológico.

Los huevos son expulsados con la materia fecal y contaminan todas las superficies; si las condiciones de humedad y pH son favorables, a los10 días desarrollan un embrión que se convierte en larva, la forma infectante del parásito.

La ingesta de estos huevos en alimentos o fomites contaminados con heces fecales, los lleva hasta el intestino delgado donde su cubierta se digiere y es expulsada la larva que penetra a la región glandular de la mucosa intestinal donde continua su crecimiento; luego pasa al intestino grueso (alojamiento definitivo) y comienza la fecundación.

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 15 de 19.

 Mucosa del ciego erosionada, con inflamación crónica y
 con leves hemorragias superficiales, 10x.

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 16 de 19.

La misma microfotografía de mucosa del colon a menor aumento 4x

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 17 de 19.

Mucosa colónica con cambios inflamatorios a 4x

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 18 de 19.

Mucosa colónica con cambios inflamatorios a 4x

Tricocéfalo Parásito

Secuencia Video Endoscópica 19 de 19.

La misma microfotografía de mucosa colónica con inflamación crónica 10x.

Schistosoma Mansoni

Secuencia Video Endoscópica 1 de 9.

Schistosoma Mansoni

Imagen con magnificación, se observa este Schistosoma Mansoni encontrado en el ciego.

Paciente masculino de 34 años quien en un examen de rutina se le encontró este parásito en el ciego, al principio nosotros lo habíamos clasificado como tricocéfalo, pero había observado que era morfológicamente diferente al primer caso presentado aquí incluso había pedido ayuda a varios parasitólogos de varias sociedades de parasitología. Para su identificación. Nunca antes se había reportado el Schistosoma Mansoni a que previamente no se había reportado caso alguno en este país y gracias a la ayuda de la Dra. María Elena González, Médico Parasitóloga del Instituto de Gastroenterología Habana Cuba, ella nos ayudo a identificar este parasito, incluso la secuencia del parásito siguiente también es un Schistosoma Mansoni.

Con estos dos casos evidenciamos la existencia de este parásito en la República de El Salvador, además recientemente he tenido un caso de una paciente misionera religiosa acostumbraba a bańarse en ríos cuando iba a sus misiones (tres diferentes ríos) había adolecido de fiebres y dolores abdominales la cual había estado bajo tratamiento por posible fiebre tifoidea en otra institución médica, posteriormente ella viajo al extranjero donde le encontraron por un tac una masa del ciego y en la colonoscopia se observaron una masa tipo no neoplásica le practicaron hemicolectomía derecha por laparoscopia, los infectólogos encontraron huevos de Schistosoma Mansoni. A los dos meses de la cirugía nos visito para el seguimiento.

Más evidencia de la existencia de este parásito en El Salvador, un cirujano pediatra de larga trayectoria hace muchos ańos en la extirpación de un testículo le reportaron en el estudio de histopatología una larva de Schistosoma Mansoni.

 

 

 

 

Schistosoma Mansoni

Secuencia Video Endoscópica 2 de 9.

Schistosoma Mansoni, imagen con colonoscopio con magnificación.

 Las infecciones por esquistosoma se contraen a través del contacto con agua contaminada. El parásito en sus estados infecciosos se llama cercaria y nada libremente en cuerpos de agua al aire libre.  

En contacto con las personas, el parásito penetra en la piel, madura a otro estado larvario (esquistosómula), luego migra hacia los pulmones y el hígado, donde madura hasta su forma adulta.

 

 

Schistosoma Mansoni

Secuencia Video Endoscópica 3 de 9.

Existen cinco especies asociadas con enfermedades humanas incluyendo S. mansoni, que produce enfermedad intestinal. La S. mansoni se puede encontrar en 53 países:

Africa, en el Este del Mediterráneo, el Caribe y América del Sur, incluyendo a Brasil, Surinam y Venezuela. Se cree que más de 200 millones de personas se encuentran infectadas con este parásito (114 millones en 1947) y unos 200-400 millones se encuentran bajo riesgo de exposición.

Aunque millones de los infectados no muestran síntomas, las enfermedades son evidentes en 124 millones de personas, de las cuales 20 millones sufren severas consecuencias.

Secuencia Video Endoscópica 4 de 9.

Esquistosoma

La puesta de huevos se realiza en las vénulas intestinales más finas, y la migración de las hembras grávidas suele causar la ruptura de las paredes vasculares, con ligera hemorragia y reacciones tisulares: inflamación, necrosis y encapsulamiento con formación de cicatrices.

Esto causa nuevos estados febriles, que se manifiestan especialmente por la tarde con malestar, tos seca y a veces urticaria, convulsiones, somnolencia, confusión mental y parálisis espasmódica de las extremidades. Pero los dańos más importantes se deben a la puesta y migración de los huevos.

La puesta causa una fiebre continua, a veces con gran malestar abdominal; los huevos que atraviesan la pared intestinal y pasan al lumen del colon serán eliminados con las heces, junto con algo de pus, sangre y mucus.

 

 

Secuencia Video Endoscópica 2 de 3.

El 50 % de los tumores de la boca se localizan en la lengua. La edad promedio es de 60 anos, con una relación hombre/ mujer de 3/ 1.

El 95 % son carcinomas de células escamosas, y el resto está constituido por el carcinoma verrugoso y por los tumores de las glándulas salivales menores.

En las últimas décadas se ha descrito un aumento en la frecuencia del carcinoma epidermoide de lengua en occidente, y se ha observado cáncer de lengua en pacientes jóvenes entre los 20 y 30 anos.

La etiología se asocia fuertemente con el abuso de alcohol y tabaco al igual que en otros carcinomas epidermoides de cabeza y cuello. El cáncer oral inducido por el tabaco es menos frecuente que el de pulmón, inducido por el mismo agente.

 

 

 

Secuencia Video Endoscópica 5 de 9.

Patogénesis

La Esquistosoma rápidamente invade la piel humana, por lo que aún breves exposiciones pueden causar la infección. A los pocos días de la infección, se puede desarrollar un salpullido, seguido de fiebre, escalofrío, tos, y semanas más tarde, dolores musculares severos.

Muchas personas no tienen síntomas agudos en la fase temprana de infección , pero pueden experimentar una enfermedad severa y crónica meses más tarde. Por lo tanto, las personas que sospechen haber sido expuestas, deben contactar a un médico para ser examinadas.

El diagnóstico se desarrolla fácilmente por medio de un análisis microscópico de una muestra de heces fecales o de orina, después de 6-8 semanas de la exposición. Debido a que los huevos no se encuentran siempre, un escrutinio serológico más complejo puede resultar necesario.

 

 

 

Secuencia Video Endoscópica 7 de 9.

La enfermedad de Esquistosoma ha sido reconocida desde el tiempo de los faraones egipcios. (E. Haematobium).

La esquistosomiasis es una enfermedad de gran antigüedad. El papiro de EBERS del antiguo Egipto le dedica dos columnas para "el tratamiento y prevención del sangrado de la orina". Particularmente hace una pormenorizada descripción de los síntomas.

Aparte de la momia del escrito se han confirmado científicamente huevos calcificados en la vejiga urinaria de dos momias de la XX dinastía y en la mucosa del colon de otras. En otro caso, un adolescente llamado Nakht examinado en Toronto, también se comprobó la misma infección que probablemente determinó su temprana muerte.

 

 

 

Secuencia Video Endoscópica 8 de 9.

Una vez liberados en el medio acuático, los huevos de Esquistosoma incuban al estado larvario, o miracidia. Para poder sobrevivir, la larva debe encontrar un caracol intermediario huésped en las próximas 8-12 horas.

Los caracoles (en América del Sur la especie es Tropicorbis) producen bioquímicos que atraen a las miracidia hacia ellos.

Después de penetrar el caracol, normalmente a través del pie del caracol, el parásito se divide rápidamente , produciendo miles de parásitos inmaduros, o cercariae, que son excretadas por el caracol hacia el agua que lo circunda.
Un solo caracol libera un promedio de 1,500 cercariae por día durante hasta 18 días.

Secuencia Video Endoscópica 9 de 9.

Esquistosoma

Significa etimológicamente "cuerpo hendido. Es un" parásito trematodo" del género esquistosoma. Existen tres tipos:

E. Haematobium (Africa y Oriente medio),

E. Mansoni (Arabia, Africa, Suramérica Y Caribe).

E. Japonicum (Japón, China y Filipinas).

Existen otros tipos pero raramente infectan al hombre.

BILHARZIASIS: en honor al descubridor del E.
Haematobium llamado Bilharz en 1.851.

Video Endoscopic Sequence 1 of 9.

Melanosis coli y Schistosoma Mansoni

Esta paciente de 63 ańos, se le practico una colonoscopia debido a dolores abdominales.

Video Endoscopic Sequence 2 of 9.

A pesar de haber tratado de mover el parasito con la presión del chorro de agua, pero esta acción fue imposible.

Video Endoscopic Sequence 3 of 9.

Este parasito puede causar, Esquistosomiasis o Bilharziasis Rectocolica. La acción patógena se debe a los huevos, causa del granuloma bilharziano. La forma aguda suele traducirse por crisis diarreicas mucohemorrágicas.

Video Endoscopic Sequence 4 of 9.

Schistosoma Mansoni

Es una enfermedad parasitaria causada por gusanos planos , los esquistosomas, trematodos de sexos separados, hematófagos que viven en el sistema circulatorio.

Video Endoscopic Sequence 5 of 9.

Los trematodos adultos pueden vivir unos 15 ańos.

La esquistosomiasis es una enfermedad crónica e insidiosa.
Frecuentemente los síntomas iniciales pasan desapercibidos en el hombre. Las manifestaciones clínicas de las fases avanzadas se desarrollan gradualmente y a menudo se atribuyen a otras causas.

Estas manifestaciones se deben principalmente a la deposición de huevos de esquistosoma en los tejidos de varios órganos. En las formas intestinales de la infección (S. mansoniy S japonicum) se observa debilidad, pérdida de peso y de vez en cuando disentería.

Los síntomas se acentúan a medida que aumenta la intensidad o duración de la infección, pudiendo a veces afectar al hígado con crecimiento del mismo e hipertensión portal. También se pueden presentar complicaciones pulmonares o cardiacas.

 

 

 

Video Endoscopic Sequence 6 of 9.

La infestación del hombre se efectúa con ocasión de un bańo en agua dulce contaminada por moluscos que sirven de huésped intermediario. Las cercarias liberadas por el caracol de agua dulce, penetran a través de la piel, alcanzan los vasos linfáticos o sanguíneos, llegan a los pulmones de forma pasiva, de donde los esquistosómulos ganan la vena porta intrahepática.

Esta migración dura de 10- 21 días. En las vénulas del sistema porta intrahepático se acoplan en parejas y se desplazan a contracorriente hacia el lugar de puesta, el plexo hemorroidal, salvo S. haematobium que prosigue su migración y a lo largo de las anastomosis llega hasta el plexo vesical.

La vida media de los gusanos adultos es de 2- 18 ańos. Los huevos bloqueados en los tejidos determinan la formación del granuloma bilharziano, granuloma que explica el desarrollo de esta enfermedad. El gusano adulto vivo no induce reacciones inflamatorias.

 

 

 

Video Endoscopic Sequence 7 of 9.

El gusano adulto vivo no provoca reacciones inflamatorias vasculares, tan solo aparece una inmunidad progresiva. Los huevos son los responsables de la mayoría de lesiones anatomopatológicas, induciendo la formación del granuloma bilharziano.

Existe tratamiento y sus resultados no pueden ser evaluados antes de tres meses. La negativización parasitológica se obtiene en el 90% de los casos (el sedimento urinario no presenta más huevos o solo huevos calcificados y muertos).

Video Endoscopic Sequence 8 of 9.

Varias veces, intentamos moverlo con la fuerte presión del chorro de agua a través del canal de trabajo, pero fue imposible, por lo cual se muestra la adherencia de este gusano a la mucosa del ciego.

Video Endoscopic Sequence 9 of 9.

A larga distancia, se observa el parásito de pocos milímetros de longitud.

El S. mansoni da lugar típicamente en el colon a granulomas diseminados acompańados de telangientasias en la lámina propia de la mucosa, con erosión y pérdida de sangre mínimas de la misma.

La puesta de los mismos ocurre casi siempre en las porciones distales del colon, aunque a veces se localiza en intestino delgado, sobre todo en pacientes con forma hepato-esplénica de infección.

En formas mixtas de infección, se puede observar formación de pseudo pólipos que puede resultar en enteropatía perdedora de proteínas y hemorragia severas. Estas lesiones responden muy lentamente al tratamiento antiesquistosoma.

 

 

 

Secuencia Video Endoscópica 1 de 2.

Trichuris Trichuris (Tricocéfalo) en el ciego.

Este parásito es prevalente en los trópicos, la contaminación es vía oral, las larvas penetran, cuando se transforman en adultos, se adhieren a la mucosa del ciego, la mucosa sufre edema y es friable, el sangramiento puede producir anemia.

Los sujetos con trichuriasis leve no presentan síntomas.
Los casos de infección fuerte padecen apendicitis aguda.
Con mayor frecuencia quienes tienen infecciones graves sufren anemia, dolor, sensibilidad abdominal, nausea, vómito, perdida de peso y expulsan materia fecal en pequeńas porciones, frecuentes y teńidas de sangr

Los nińos pequeńos suelen experimentar disentería crónica, anemia profunda, eosinofilia y retraso en su crecimiento.

El diagnóstico definitivo se confirma al identificar en las heces los huevecillos característicos por medio de un estudio coproparasitoscopico.

La unión de algunos tricocéfalos a la mucosa no produce síntomas clínicos. Sin embargo cuando la carga de gusanos adultos aumenta, la mucosa se inflama y queda edematosa.

Cada tricocéfalo adulto consume al día .005 ml de sangre y las cargas muy altas de este parásito producen una fuerte anemia. La hemorragia en los sitios en que los parásitos están unidos también contribuye a la anemia en casos grandes.

Cuando el recto queda edematoso, el pujo durante la defecación causan prolapso rectal. Algunas veces algunos parásitos adultos invaden el apéndice y causan apendicitis, en ciertos casos se produce diarrea secundaria a invasión bacteriana cuando se obtienen muchos tricocéfalos.

 

 

 

Secuencia Video Endoscópica 2 de 2.

Caso anterior de tricocefalosis del ciego, se observa la friabilidad de la mucosa con edema y sangramiento.
El tricocéfalo presenta un revestimiento muscular no interrumpido (holomiarios).

El dańo que causa Trichuris trichuria es proporcional al número de parásitos. Las lesiones que genera muestran áreas de necrosis con distorsión celular y glandular; también hay neuritis en los sitios de penetración donde se observa inflamación con abundantes linfocitos y células plasmáticas, que explica el hiperperistaltismo y dolor tipo cólico además de cuadros diarreicos, con la consecuente falta de absorción intestinal y desnutrición.

Se calcula que la pérdida de sangre del huésped es de .005 mililitros por día por parásito, lo que significa que en nińos con una infestación masiva puede generar anemia por deficiencia de hierro.

El tricocéfalo es filiforme y mide de 3 a 5 centímetros. La punta del gusano se clava en la mucosa del intestino y provoca una acción destructiva que ocasiona dolor y diarrea con estrías de sangre.

 

 

 

tricocéfalo

Secuencia Video Endoscópica 1 de 8.

Colonoscopia en la cual se observa un tricocéfalo en el ciego.

Esta paciente de 65 años, quien había presentado síndrome diarreico de 6 meses de evolución, se le practicó colonoscopia encontrándosele este parásito en el ciego, y después del tratamiento especifico la paciente no volvió a adolecer de la diarrea.

Tricocéfalo  parásito

Secuencia Video Endoscópica 2 de 8.

Imagen y Video de colonoscopia de Tricocéfalo

Se observa el agujero del apéndice con el tricocéfalo
 adherido fuertemente a la mucosa.

Tricocéfalo  parásito

Secuencia Video Endoscópica 3 de 8.

El tricocéfalo en su forma alargada

El parásito fue extraído con el fórceps de biopsia y fue enviado al patólogo para su estudio respectivo.

Tricocéfalo  parásito

SSecuencia Video Endoscópica 4 de 8.

El patólogo realizó una tinción con hematoxilina y eosina de la secreción aledańa al parasito, observando al microscopio los huevos característicos del tricocéfalo.


Tricocéfalo  parásito

Secuencia Video Endoscópica 5 de 8.

Acercamiento a los huevos

Tricocéfalo  parásito

Secuencia Video Endoscópica 6 de 8.

Múltiples huevos son observados a menor aumento

Tricocéfalo  parásito

Secuencia Video Endoscópica 7 de 8.

Parte del parásito observado con el microscopio.

Secuencia Video Endoscópica 8 de 8.

El tricocéfalo después de haberse extraído del ciego

tricocéfalo

Secuencia Video Endoscópica 1 de 6.

Este paciente masculino de 72 años padre de médico urólogo, se nos refiere para descartar tumor primario del aparato digestivo, se le había diagnosticado metástasis hepática y probable tumor primario de uno de los rińones, no le encontré ningún signo de malignidad ni en la endoscopia superior ni en la colonoscopia, pero si este para parásito.

 

Tricocéfalo

 

Secuencia Video Endoscópica 2 de 6.

Otra imagen y video del tricocéfalo

En las infecciones masivas por tricocéfalos, es frecuente, además de la diarrea que se produce y sobre todo en nińos, la aparición de prolapso rectal, en que se pueden observar a simple vista los parásitos enhebrados en la mucosa intestinal.

Secuencia Video Endoscópica 3 de 6.

Colonoscopia de un tricocéfalo del ciego

Secuencia Video Endoscópica 4 de 6.

Imagen y Video de Tricocéfalo

Localización definitiva en el huésped Ciego. Los adultos del parásito se localizan en el ciego.

Secuencia Video Endoscópica 5 de 6.

Imagen y Video de colonoscopia con unTricocéfalo.

En el video se observa la presión ejercida por el forceps de biopsias extrayendo a este parásito el cual está fuertemente adherido a la mucosa.

Colonoscopia de un tricocéfalo del ciego

Secuencia Video Endoscópica 6 de 6.

Manifestaciones Clínicas

A veces, los individuos con infección por T. trichiura están asintomáticos. La aparición de síntomas está condicionada por la cantidad de helmintos presente en el intestino.

Las manifestaciones clínicas consisten en evacuaciones mucosanguinolentas pertinaces, pujo, tenesmo, dolor abdominal, meteorismo y prolapso rectal, sobre todo en los nińos con parasitosis grave.

Entre los síntomas generales destacan la palidez, disminución del apetito, astenia y alteración progresiva en el desarrollo pondoestatural.

tricocéfalo

Secuencia Video Endoscópica 1 de 10.

Paciente Femenino de 57 años quien en una colonoscopia de rutina se le encuentra este parásito en el ciego.

En las infecciones masivas por tricocéfalos, es frecuente, además de la diarrea que se produce y sobre todo en nińos, la aparición de prolapso rectal, en que se pueden observar a simple vista los parásitos enhebrados en la mucosa intestinal.

Colonoscopia de un tricocéfalo del ciego

Secuencia Video Endoscópica 2 de 10.

Colonoscopia de un tricocéfalo del ciego

La principal patología producida por los tricocéfalos proviene de la lesión mecánica, al introducirse parte de la porción anterior en la mucosa del intestino grueso. Es, pues, una lesión traumática que causa inflamación local, edema y hemorragia, con pocos cambios histológicos.

En nińos con infecciones crónicas se ha detectado aumento de inmunoglobulina E circulante y en mucosa del colon. En la mucosa de colon de ha encontrado elevadas cantidades de histamina y aumento de mastocitos.

Imagen Endoscópica de tricocéfalo

Secuencia Video Endoscópica 3 de 10.

Imagen Endoscópica de tricocéfalo

Forma de transmisión

Las personas infectadas que no usan la letrina sanitaria, contaminan el suelo con materia fecal, que contiene los huevecillos del parásito.

Con el calor, la humedad del suelo y la sombra, los huevos maduran y se convierten en embriones del parásito. Este proceso lleva tres semanas.

Las personas, principalmente los nińos, pueden ingerir los embriones del parásito, por medio de las manos sucias, el polvo, el agua, los alimentos, las frutas, y los objetos contaminados.

Los embriones del tricocéfalo ingeridos bajan al estómago y llegan al intestino grueso, donde se concierten en gusanos adultos.

En el intestino grueso los gusanos se pegan a las paredes, se alimentan y se multiplican, produciendo malestar estomacal intermitente, diarrea, perdida de peso y anemia.

La tricuriasis afecta principalmente a nińos y adultos.

 

 

 

Colonoscopia de un tricocéfalo del ciego

Secuencia Video Endoscópica 4 de 10.

Colonoscopia de un tricocéfalo del ciego

Los gusanos del tricocéfalo se caracterizan por enterrar sus extremos anteriores o cabezas, en forma de cabello, en la mucosa intestinal provocando una lesión en la misma Este proceso invasivo puede ocasionar diarrea, pero la mayor parte de las infecciones son asintomáticas.

La unión de algunos tricocéfalos a la mucosa no produce síntomas clínicos. Sin embargo cuando la carga de gusanos adultos aumenta, la mucosa se inflama y queda edematosa.

Cada tricocéfalo adulto consume al día 0.005 ml de sangre y las cargas muy altas de este parásito producen una fuerte anemia por déficit de hierro. La hemorragia en los sitios en que los parásitos están unidos también contribuye a la anemia en casos grandes.

Se observa el parásito hembra adulta, cual fue adquirida desde el ciego.

Secuencia Video Endoscópica 5 de 10.

Se observa el parásito hembra adulta, cual fue adquirida desde el ciego.

En esta fotografía se observa el parasito que adquirimos a través de la colonoscopia

En el colon el macho y la hembra de tricocéfalo se aparean produciendo, la hembra, miles de huevecillos fertilizados los cuales son excretados en las heces. Los huevecillos que se depositan en el suelo húmedo y tibio eclosionan en larvas, las cuales pueden ser ingeridas por el humano a través de algún objeto, alimentos y aguas contaminadas.

Imagen de Tricocéfalo Hembra Adulta

Secuencia Video Endoscópica 6 de 10.

Imagen de Tricocéfalo Hembra Adulta

Cuando el recto queda edematoso, el pujo durante la defecación causan prolapso rectal. Algunas veces algunos parásitos adultos invaden el apéndice y causan apendicitis, en ciertos casos se produce diarrea secundaria a invasión bacteriana cuando se obtienen muchos tricocéfalos.

Quienes tienen infecciones graves sufren anemia, dolor, sensibilidad abdominal, nauseas, vómitos, pérdida de peso y expulsan materia fecal en pequeńas porciones, frecuentes y teńidas de sangre. Los nińos pequeńos suelen experimentar disentería crónica, anemia profunda, eosinofilia y retraso en su crecimiento.

Secuencia Video Endoscópica 7 de 10.

Otra Imagen de Tricocéfalo Hembra Adulta

Secuencia Video Endoscópica 8 de 10.

Otra Imagen de Tricocéfalo Hembra Adulta

Secuencia Video Endoscópica 9 de 10.

Tricocéfalo

Secuencia Video Endoscópica 10 de 10.

Infiltración moderada de eosinófilos en lam lamina propria

Otro diminuto parásito adherido al ciego

La morfología de este es diferente a los presentados aquí, es más pequeńo y de color marrón. Este parásito podría ser una variante de tricocéfalo u otro si usted tiene alguna idea favor de enviarnos un correo electrónico.

Colonoscopia en la cual se observa un tricocéfalo en el sigmoides.

Video Endoscopic Sequence 1 of 3.

Colonoscopia en la cual se observa un tricocéfalo en el sigmoides.

Se trata de un paciente del sexo masculino de 80 años, a quien se le practica colonoscopia debido a cambios en la motilidad del colon, estreñimiento, a tal grado que no defecaba sin laxantes, podría pasar hasta 20 días sin defecar.

Parasito del Sigmoides

Ver este video completo en YouTube

Colonoscopia de Tricocéfalo en el Colon Sigmoides

SSecuencia Video Endoscópica 2 de 3.

Colonoscopia de Tricocéfalo en el Colon Sigmoides

En estos videos se puede observan este tricocéfalo con la succión que ejerce sobre la mucosa, con el chorro de agua se desprende parcialmente e inmediatamente se adhiere nuevamente a otro sitio cercano.

Colonoscopia de Tricocéfalo en el Colon Sigmoides

Secuencia Video Endoscópica 3 de 3.

Colonoscopia de Tricocéfalo en el Colon Sigmoides

Se observan lesiones de la mucosa al parecer producidos por la succión del parásito sobre la mucosa

Trichuriasis; Trichuris. Colonoscopia de un tricocéfalo del ciego

Secuencia Video Endoscópica 1 de 6.

Trichuriasis; Trichuris. Colonoscopia de un tricocéfalo del ciego

Este es el caso de una señora, de 50 años de edad, a quien se le practica una colonoscopia de rutina, se le encuentra este parásito en el ciego, se trata de buscar más tricocéfalos pero a pesar que se avanza el colonoscopio en el íleon terminal, solo se encuentra el de esta imagen y video.

Generalmente los laxantes expulsan a los parásitos por este motivo los colonoscopistas rara vez los encuentran.

 

Colonoscopia tricocéfalol ciego

 

 

colonoscopia con un tricocéfalo adulto

Secuencia Video Endoscópica 2 de 6.

Imagen y video de colonoscopia con un tricocéfalo adulto.

las larvas se liberan en intestino delgado y no pasan al pulmón, pero se ubican en el colon. Es más frecuente en , en zonas rurales. El ciclo se inicia con el desarrollo del huevo a larva, la que es deglutida y finalmente produce los ejemplares adultos de tricocéfalo, con forma de fusta. Entre los síntomas, pueden causar pica (geofagia), diarrea, desnutrición, anemia y prolapso rectal. En el laboratorio se encontrará anemia y eosinofilia en el hemograma; en el examen parasitológico se hallarán huevos. También se puede visualizar la expulsión de helmintos y en algunas ocasiones se ha hecho el diagnóstico durante una colonoscopía. En el niño se describe con mayor frecuencia la tricocefalosis masiva, que es rara en el adulto.


 

Parasito

Secuencia Video Endoscópica 3 de 6.

Imagen y video de un tricocéfalo

En este video se examina el íleon terminal

Las manifestaciones clínicas varían de acuerdo a la masividad de la infección y la presencia de otros parásitos (poliparasitismo) e incluyen dolor abdominal, cefalea, hiporexia, pérdida de peso, diarrea crónica, disentería, pujo, tenesmo, prolapso rectal y signos y síntomas relacionados con anemia hipocrómica microcítica; cada tricocéfalo expolia alrededor de 0.005 ml de sangre/día y restos tisulares. Además, la irritación constante de las terminaciones nerviosas intramurales redunda en hiperperistaltismo.

 

parásito del ciego

Secuencia Video Endoscópica 4 de 6.

Imagen y video de parásito del ciego.

Las lesiones intestinales y el cuadro clínico varían en relación directa al número de parásitos y factores dependientes del hospedero (edad, estado nutricional, infecciones concomitantes). Las manifestaciones clínicas varían de acuerdo a la masividad de la infección y la presencia de otros parásitos (poliparasitismo) e incluyen dolor abdominal, cefalea, hiporexia, pérdida de peso, diarrea crónica, disentería, pujo, tenesmo, prolapso rectal y signos y síntomas relacionados con anemia hipo crómica microcítica; cada tricocéfalo expolia alrededor de 0.005 ml de sangre/día y restos tisulares. Además, la irritación constante de las terminaciones nerviosas intramurales redunda en hiperperistaltismo.

 

Secuencia Video Endoscópica 5 de 6.

Se extrae el parásito con el fórceps de biopsia

Tricocéfalo Adulto

Secuencia Video Endoscópica 6 de 6.

Imagen y video de Tricocéfalo Adulto.

tricocefalo Parasito

Secuencia Video Endoscópica 1 de 2.

Trichuriasis; Trichuris y melanosis coli.

Paciente masculino de 54 años a quien en una colonoscopia de rutina se encuentra este parásito encontrado en el ciego, se observan signos de melanosis coli, habia estado consumiendo laxantes.

 

 

 

tricocefalo Parasito

Secuencia Video Endoscópica 2 de 2.

 Tricocéfalo y melanosis coli.

 

 

 

 

Ascaris lumbricoides

Secuencia Video Endoscópica 1 de 2.

Ascaris lumbricoides

Ascaris lumbricoides es un nematodo parásito del intestino delgado del hombre, muy frecuente en países subdesarrollados. A este gusano se le llama también lombriz intestinal por su forma alargada que lo asemeja a la lombriz de tierra. 

Las personas contraen ascariasis al consumir alimentos o bebidas contaminados con huevos de áscaris. Es la más común de las infecciones por lombrices intestinales y está relacionada con una higiene personal deficiente y condiciones sanitarias precarias. Las personas que viven en lugares donde se utilizan heces humanas como fertilizante también están en riesgo de padecer esta enfermedad.

Una vez consumidos, los huevos se incuban y liberan áscaris inmaduros llamados larvas dentro del intestino delgado. Al cabo de unos días, las larvas migran luego a través del torrente sanguíneo hasta los pulmones, suben a través de las vías respiratorias grandes de estos órganos, son ingeridas de nuevo hacia el estómago y llegan al intestino delgado.

A medida que las larvas se desplazan a través de los pulmones, pueden causar una forma infrecuente de neumonía llamada eosinofílica. Una vez de vuelta en el intestino delgado, las larvas maduran hasta convertirse en áscaris adultos. Las lombrices adultas habitan en el intestino delgado donde depositan huevos que están presentes en las heces. Pueden vivir de 10 a 24 meses.

Se calcula que hay mil millones de personas infectadas en todo el mundo. Si bien la ascariasis se presenta en todas las edades, los niños parecen resultar afectados con mayor intensidad que los adultos.

 

 

 

 

Ascaris lumbricoides

Secuencia Video Endoscópica 2 de 2.

Ascaris lumbricoides

Hembra y Macho (el más pequeño)

 

Síntomas
La mayoría de las veces no hay síntomas, pero cuando se presentan pueden abarcar:

Expectoración hemoptoica
Tos
Fiebre baja
Expulsión de lombrices en las heces
Dificultad para respirar
Erupción de la piel
Dolor de estómago
Vómito con lombrices
Sibilancias
Expulsión de lombrices por la boca o la nariz

Áscaris es un parásito intestinal de los seres humanos. Es la infección por gusanos más común en el humano. Los gusanos adultos y las larvas viven en el intestino delgado y pueden causar enfermedad intestinal.


 

Taenia Solium

Secuencia Video Endoscópica 1 de 3.

Taenia Solium

Taenia solium es un platelminto parásito de la clase Cestoda, que vive en el intestino delgado de los seres humanos, donde mide normalmente de 3 a 4 m.

La teniasis humana es una infección parasitaria causada por tres especies de la tenia, Taenia saginata(conocida como tenia bovina), Taenia solium (tenia porcina) y Taenia asiatica (tenia asiática). Los seres humanos son los únicos hospedadores de estos parásitos. Las personas eliminan segmentos de la tenia o los huevos del parásito a través de las heces, y contaminan el suelo en los lugares donde hay el saneamiento es inadecuado. Los huevos de la tenia pueden sobrevivir en ambientes húmedos y permanecer infecciosos desde días hasta meses. Las vacas y los cerdos se infectan al alimentarse en áreas contaminadas con heces humanas que contienen huevos de tenia. Una vez adentro de la vaca o el cerdo, los huevos eclosionan en el intestino del animal y migran hacia los músculos estriados para convertirse en cisticercos y causar la enfermedad llamada cisticercosis. Los cisticercos pueden vivir durante varios años en el músculo del animal. Las personas se pueden infectar por las tenias al comer carne de res o de cerdo cruda o mal cocinada que contenga cisticercos infecciosos. Una vez dentro del cuerpo de las personas, los cisticercos de Taenia migran al intestino delgado y maduran para transformarse en tenias adultas, las cuales producen segmentos o huevos que luego se eliminan a través de las heces.

 

Taenia solium

Secuencia Video Endoscópica 2 de 3.

Taenia solium

La mayoría de las personas con teniasis no tiene síntomas o estos son leves. Los pacientes con teniasis por T. saginata a menudo presentan más síntomas que los que tienen T. solium , porque el parásito T. saginata es de mayor tamaño (hasta 10 metros (m) ) que el  T. solium (por lo general 3 m). La teniasis puede causar problemas digestivos como dolor abdominal, pérdida del apetito, pérdida de peso y malestar estomacal. Los síntomas más visibles de teniasis son la eliminación de proglótidos (segmentos de la tenia) a través del ano y las heces. En casos inusuales, los segmentos de tenia se alojan en el apéndice o en las vías pancreáticas y biliares.

Las infecciones por T. solium pueden ocasionar cisticercosis humana, una enfermedad que puede ser muy grave y causar convulsiones epilépticas o daños en los músculos o los ojos.

La Taenia saginata no causa cisticercosis en los seres humanos, pero no se sabe con certeza si esto ocurre con la T. asiatica .

La cisticercosis no se contrae por comer carne de cerdo mal cocida, lo que se adquiere es la infección por tenia, la cual se contrae al comer carne de cerdo mal cocida que contenga quistes larvarios. Los cerdos se infectan al ingerir huevos de tenia excretados en las heces del portador humano.

 

 

 

Taenia solium

Secuencia Video Endoscópica 3 de 3.

Taenia solium

Enterobius

Secuencia Video Endoscópica 1 de 1.

Enterobius

El oxiuro vive en el tramo final del intestino delgado y en el tramo inicial del colon. Después del apareamiento el macho muere, y la hembra emigra hacia el ano, donde emerge (normalmente durante la noche) para depositar entre 10.000 y 20.000 huevos en la zona que rodea el ano. Además, la hembra segrega una sustancia que provoca una fuerte sensación de picor, incitando a la víctima rascarse el ano y así transmitir algunos de los huevos a los dedos. Después, si accidentalmente los huevos son ingeridos, entonces eclosionan y las larvas crecen hasta alcanzar su madurez a los 30-45 días.

Los huevos se depositan en los pliegues perianales . La auto-infección ocurre por transferencia de los huevos infecciosos a la boca mediante las manos luego de rascarse la zona perianal. El contagio persona a persona también puede ocurrir mediante la manipulación de ropa o sábanas contaminadas. La enterobiasis también se puede adquirir a través de superficies ambientales que estén contaminadas con huevos (ej.: cortinas, alfombras). Unos pocos huevos pueden propagarse por el aire y ser inhalados, al tragarlos siguen el mismo desarrollo que los ingeridos.

Luego de la ingestión de los huevos infecciosos, las larvas eclosionan en el intestino delgado y los adultos se establecen en el colon. Entre la ingestión de los huevos infecciosos hasta la oviposición de las hembras adultas transcurre alrededor de un mes. El tiempo de vida de los adultos es de dos meses aproximadamente. Las hembras grávidas migran en horas nocturnas por fuera del ano y ovipositan mientras reptan sobre la piel de la zona perianal.

En 4 a 6 horas -bajo condiciones óptimas- se desarrollan las larvas contenidas dentro de los huevos (y el huevo se transforma en infeccioso). Puede ocurrir retroinfección, es decir, la migración de larvas recién nacidas en la piel anal hacia dentro del recto, pero no se sabe con qué frecuencia esto sucede.

 

 

 

© 2000 - 2016 gastrointestinalatlas.com
San Salvador, El Salvador | Contáctenos