Esofago
Esofagitis Infecciosa por Citomegalovirus

Secuencia Video Endoscópica 1 de 4.

Esofagitis Infecciosa por Citomegalovirus

Este es el caso de un paciente de sexo masculino de 33 años, se le practico endoscopia del aparto digestivo superior por dolor de pecho y síndrome dispéctico, restrospectivamente se le le diagnostica que adolece de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).


Todas las imágenes endoscópicas de este Atlas contienen
un video

Esofagitis Infecciosa por Citomegalovirus

Secuencia Video Endoscópica 2 de 4.

Ulceras Esofágicas debido a infección por Citomegalovirus

 

Esofagitis Infecciosa por Citomegalovirus

Secuencia Video Endoscópica 3 de 4.

Otra imagen y video de ulceras de esófago por infección por Citomegalovirus

Esofagitis Infecciosa por Citomegalovirus

Secuencia Video Endoscópica 4 de 4.

Otra imagen y video de ulceras de esófago por infección por Citomegalovirus

Esofagitis Infecciosa por Citomegalovirus

Secuencia Video Endoscópica 1 de 4.

Esofagitis Infecciosa por Citomegalovirus

Paciente masculino de 42 años a quien se le practica endoscopia de rutina encontrando estas diminutas lesiones en el tercio superior del esófago, inmediatamente sospechamos de una esofagitis viral como herpética o citomegalovirus, posteriormente se confirma con una examen sanguíneo ser VIH positivo.

El CMV resulta en grandes ulceraciones tanto superficiales como profundas que pueden ser circunferenciales.
El diagnóstico de la enfermedad por citomegalovirus es determinado mediante la identificación de efectos citopáticos virales (inclusiones intranucleares) en biopsias de la mucosa gastrointestinal en tinciones de rutina con hematoxilina-eosina.

 

Esofagitis Infecciosa por Citomegalovirus

Secuencia Video Endoscópica 2 de 4.

Esofagitis por Citomegalovirus.

Otra imagen y video de estas diminutas lesiones

Endoscopia: las alteraciones endoscópicas van desde pequeńas erosiones superficiales, con bordes poco prominentes, serpiginosas y de aspecto geográfico, separadas de mucosa normal; hasta grandes ulceras profundas formadas por coalescencia de las erosiones, llegando en ocasiones a presentar un esófago con mucosa denudada.
Estudio histológico: el CMV, al contrario que el VHS, nunca se encuentra en células epiteliales escamosas, sino sólo en las células subepiteliales, como los fibroblastos y células endoteliales en el fondo de las ulceras.
Por ello, la toma de biopsias para CMV debe realizarse en el fondo de la úlcera, y no en los bordes.

Las células infectadas por CMV son grandes, con inclusiones intranucleares basófilas rodeadas de un halo claro. Mediante inmunohistoquímica puede detectarse la presencia de CMV en células que no presentan las características histológicas típicas.

 

Esofagitis Infecciosa por Citomegalovirus

Secuencia Video Endoscópica 3 de 4.

Se toman biopsias de estas lesiones

La esofagitis por CMV ofrece en la endoscopia lesiones similares a las de la esofagitis herpética, salvo que no existen las vesículas típicas en las fases precoces y las ulceraciones suelen ser de mayor tamańo. En fases más avanzadas pueden confundirse con la esofagitis por Candidas.

Las lesiones aparecen como ulceras superficiales en la mayoría de los pacientes, y tienden a ser pequeńas, discretas y pueden tener una forma característica de “volcán”. La presencia de pequeńas vesículas, como puede observarse en pacientes normales, es poco común en pacientes infectados con VIH. La biopsia de mucosa es el método de diagnóstico más específico (tinción con hematoxilina y eosina). La citología, el cultivo y la hybridización in situ también parecen ser técnicas confiables. Debido a que el virus de herpes simplex infecta el epitelio escamoso, es esencial realizar una biopsia del contorno de la úlcera para la identificación del efecto citopático viral.s

Las ulcera idiopáticas esofágicas (IEU) aparecen bajo el microscopio como una o múltiples úlceras de profundidad variable, con una mucosa INTERMEDIA normal. La esofagitis por CMV y las IEU son clínicamente, radiográficamente y endoscópicamente indistinguibles.

El diagnóstico de las ulceras idiopáticas esofágicas es de exclusión. Para excluir la posibilidad de un proceso infeccioso, es necesario realizar múltiples biopsias (al menos seis) de los contornos de la úlcera y de la base de la misma.


Esofagitis Infecciosa por Citomegalovirus

Secuencia Video Endoscópica 4 de 4.

Es característico que las típicas inclusiones intranucleares basófilas estén localizadas en las células endoteliales y en los fibroblastos del lecho ulceroso, y no en las células epiteliales adyacentes al mismo. Ello implica que la toma de biopsias deba realizarse tanto del cráter (CMV) como del borde de la úlcera (herpes).
Las células de la capa subepitelial infectadas por CMV son grandes, con inclusiones intranucleares anfofílicas y con un halo que rodea al núcleo. El cultivo del virus parece tener menos valor que en el caso del herpes.

El efecto citopático del CMV es observado en las células endoteliales y mesenquimales. Es, por lo tanto, imperativala obtención de biopsias de la úlcera base.
Las tincione inmunohistoquímicas de las biopsias de las mucosas pueden ser requeridas para la confirmación de infección; el cultivo de especímenes de biopsia es menos sensible y específico.


Anillos Esófagicos Congenitos

Secuencia Video Endoscópica 1 de 5.

Anillos Esófagicos Congenitos

Paciente femenina de 17 años, quien adolece de disfagia desde su infancia, a la endoscopia se le detectan estos anillos congenitos.

Anillos Esófagicos Congenitos

Secuencia Video Endoscópica 2 de 5.

Endoscopia de Anillos Esófagicos Congenitos

Anillos Esófagicos Congenitos

Secuencia Video Endoscópica 3 de 5.

Otra imagen y video de Anillos Esófagicos Congenitos

Anillos Esófagicos Congenitos

Secuencia Video Endoscópica 4 de 5.

Rx de Anillos Esófagicos Congenitos

 

Anillos Esófagicos Congenitos

Secuencia Video Endoscópica 5 de 5.

Rx de Anillos Esófagicos Congenitos

Leiomioma del Esófago

Secuencia Video Endoscópica 1 de 4.

Leiomioma del Esófago

El leiomioma es el tumor benigno más frecuente del esófago, representando el 10% de todos los leiomiomas gastrointestinales. Tradicionalmente el tratamiento quirúrgico de estos pacientes consistía en la enucleación. El avance en las técnicas mínimamente invasivas ha provocado un aumento del abordaje endoscópico en detrimento de la cirugía abierta.

Los tumores benignos son en cambio bastante menos comunes, alcanzando solo del 15% al 20% de las neoplasias esofágicas. Estos usualmente son pequeños ó limitados, se manifiestan a edad mas temprana, o no se manifiestan siendo entonces hallazgos de autopsia. Aunque pueden originarse en todos los elementos celulares que normalmente existen en la pared esofágica, la mayoría de las veces se originan en el tejido conectivo: angiomas, fibromas, Ieiomiomas, lipomas, condromas, osteocondromas, pólipos fibrosos etc., mas infrecuentemente se derivan de la Vaina de los nervios periféricos: schwanomas o neurinomas Los tipos histológicos de relevancia clínica son: el leiomioma, el tumor de células granulosas y el papiloma. Actualmente se describen tumores de histología poco característica, que pueden semejar leiomiomas sin serlo realmente sino que embriológicamente se derivarían de los tejidos mesenquimales o del estroma del órgano.




Leiomioma del Esófago

Secuencia Video Endoscópica 2 de 4.

Imagen y video de Leiomioma del Esófago

Entre los lugares primarios de patología tumoral del aparato digestivo, el esófago ocupa uno de los lugares de menor incidencia, siendo mucho más frecuente la ocurrencia de neoplasia maligna que la de neoplasia benigna. Sin embargo dada su extensión a través de tres segmentos anatómicos y por las características de su drenaje linfático (que se dispone a manera de una red longitudinal a lo largo del órgano), la patología esofágica usualmente es compleja para su manejo y su pronóstico relativamente sombrío para el caso de malignidad

Leiomioma del Esófago

Secuencia Video Endoscópica 3 de 4.

imagen de actina para musculo liso

 

 



Leiomioma del Esófago

Secuencia Video Endoscópica 4 de 4.

Otra imagen de actina para musculo liso


Leiomioma Esofágico Gigante del tercio medio.

Secuencia Video Endoscópica 1 de 5.

 Leiomioma Esofágico Gigante del tercio medio.

Paciente masculino, médico de 45 años el cual presenta
esta masa asintomática, se le practicó endoscopia debido  
enfermedad del reflujo gastroesofágico con esofagitis de
reflujo y esófago de Barrett.

Leiomioma Esofágico Gigante del tercio medio.

Secuencia Video Endoscópica 2 de 5.

Leiomioma es tumor benigno más común encontrado en el esófago, pero sin embargo es una neoplasia rara.

los leiomiomas deben de ser removidos cuando se diagnostican aun si son asintomáticos, esto es debido a que la malignidad no se puede excluir de otro modo y los síntomas pueden desarrollarse si el tratamiento es demorado.




.

Leiomioma Esofágico Gigante del tercio medio.

Secuencia Video Endoscópica 3 de 5.

 Otra imagen y video del leiomioma esofágico.

 

Leiomioma Esofágico Gigante del tercio medio.

Secuencia Video Endoscópica 4 de 5.

El paciente ha sufrido de reflujo gastroesofágico desde 
hace varios ańos
.

La imagen endoscópica así como en el video se observa
un esófago de Barrett
.

Leiomioma Esofágico Gigante del tercio medio.

Secuencia Video Endoscópica 5 de 5.

Hipomotilidad del esófago distal, hernia del hiato y enfermedad del reflujo gastroesofágico son hallazgos comunes en pacientes con leiomiomas del esófago. por lo tanto se debe evaluar por ello antes y después de la cirugía.

Traquea.

 

Fístula Traqueo Esofágica.

Fístula Traqueo Esofágica.

Paciente masculino de 90 años con historia médica de
haber adolecido de tuberculosis pulmonar.

quemaduras con lejía

Secuencia Video Endoscópica 1 de 2.

Status posterior a quemaduras con lejía, 36 años después

Se observan cicatrices circulares en el tercio medio.
Paciente femenina de 40 ańos, a los 4 años sufre accidente
al ingerir lejía, durante más de dos ańos estuvo con
sesiones continuas de dilatación del esófago.


quemaduras con lejía

Secuencia Video Endoscópica 2 de 2.

En esta imagen y en el video se observa cicatriz de gastrostomía (36 años después).

Heterotopia gástrica en esófago cervical

Secuencia Video Endoscópica 1 de 2.

Heterotopia gástrica en esófago cervical

Heterotopia gástrica en esófago cervical

Paciente masculino de 52 años, en una endoscopia de rutina, se encuentra esta imagen de un pseudo divertículo y mucosa con heterotopia gástrica en esófago cervical, era asintomatica.

La mucosa gástrica heterotópica se puede encontrar en cualquier sitio del tracto gastrointestinal, incluyendo el esófago alto.

La detección de mucosa gástrica heterotópica (MGH) en esófago cervical (inlet patch) en una endoscopia suele ser un hallazgo casual y carente de significado patológico (MGH tipo I). Sin embargo, en algunos casos puede condicionar síntomas esofágicos (sensación de globo, disfagia, odinofagia) o extraesofágicos (disfonía, tos, ronquera) (MGH tipo II) e incluso complicaciones locales (estenosis, membranas, fístulas, MGH tipo III.

Heterotopia gástrica en esófago cervical

Secuencia Video Endoscópica 2 de 2.

La mucosa gástrica heterotópica puede encontrarse a lo largo de la totalidad del tracto gastrointestinal. La presencia de esta mucosa columnar gástrica heterotópica en el esófago cervical, en los 3 cm que siguen al esfínter esofágico superior, fue descrita desde 1805 por Schmidt, como lo cita Galán.

Aunque la mayoría de estos pacientes son asintomáticos, existen diferentes publicaciones que reportan complicaciones como: disfagia, estenosis, ulceras, fístula traqueoesofágica o a la piel perforación aguda esofágica pólipos, membranas, sangrado, condiciones premalignas e incluso carcinomas con manejo endoscópico.

Se ha sugerido que estas complicaciones son secundarias a la producción de ácido por parte de esta mucosa heterotópica y son escasos los reportes que sustentan esta producción ácida en los estudios de monitoreo de pH ambulatorio.



Heterotopia gástrica en esófago cervical

Secuencia Video Endoscópica 1 de 3.

Heterotopia gástrica en esófago cervical ligado con bandas

Paciente masculino de 50 años, en un Tratmiento terapeutico endoscópico de ligar várices del esófago, se encuentra mucosa con heterotopia gástrica en esófago cervical, había sobrado una banda y se aprovecha a ligar esta entidad.

La imagen y video se observa la última varice que se ligó.



Heterotopia gástrica en esófago cervical ligado con bandas

Secuencia Video Endoscópica 2 de 3.

A través del aparato de ligar várices se observa una pequeña isla de mucosa heterotópica gástrica en esófago cervical.



Heterotopia gástrica en esófago cervical ligado con bandas

Secuencia Video Endoscópica 3 de 3.

Se observa la isla de mucosa heterotópica gástrica en esófago cervical, ligado con bandas.

 



Ectopia esofágica de glándulas sebáceas

Secuencia Video Endoscópica 1 de 7.

Ectopia esofágica de glándulas sebáceas

Paciente de sexo femenino de 37 años que en una endoscopia para evaluar reflujo gastroesofágico se encuentran numerosas lesiones nodulares amarillentas.

La presencia de glándulas sebáceas en el esófago constituye una entidad poco frecuente, debido a que estas normalmente se encuentran en la unidad pilosebácea de la piel. Macroscópicamente se observan como lesiones nodulares amarillentas, únicas o múltiples y que a veces pasan inadvertidas. En este trabajo describimos 3 casos (2 mujeres y un hombre) con localización ectópica de glándulas sebáceas en el esófago detectadas de forma incidental durante la realización de estudios endoscópicos del tracto digestivo superior.


Glándulas sebáceas ectópicas en esófago

Secuencia Video Endoscópica 2 de 7.

Glándulas sebáceas ectópicas en esófago

Las glándulas sebáceas ectópicas ocurren raramente en el esófago.

En la endoscopia gastrointestinal superior, se detectaron múltiples imágenes de color verdoso amarillo grisáceo y varias de ellas fueron biopsiadas. Microscópicamente, demostraron ser glándulas sebáceas en el esófago.

Las glándulas sebáceas se derivan del ectodermo. Se han reportado glándulas sebáceas ectópicas en varios sitios como ojos, órbitas, palmas y plantas de los labios y boca (en la enfermedad de Fordyce), glándulas salivales, lengua y laringe. En el esófago, que es un órgano derivado de la endodermo, la presencia de glándulas sebáceas ectópicas es rara. Esta condición fue descrita en sólo 20 individuos en estudios previos.

 

 

Glándulas sebáceas ectópicas en esófago

Secuencia Video Endoscópica 3 de 7.

Glándulas sebáceas ectópicas en esófago

Las glándulas sebáceas en el esófago son muy raras y se han reportado principalmente en estudios de autopsia. Sólo unos pocos casos han sido reportados en personas vivas y se han considerado de ninguna importancia clínica. Rara vez se han diagnosticado estas lesiones por endoscopia y biopsia.

Glándulas sebáceas ectópicas en esófago

Secuencia Video Endoscópica 4 de 7.

Glándulas sebáceas ectópicas en esófago

Microfotografía con epitelio escamoso estratificado y glándulas sebáceas en lóbulos.

Glándulas sebáceas ectópicas en esófago

Secuencia Video Endoscópica 5 de 7.

Glándulas sebáceas ectópicas en esófago

 

 

 


 

Glándulas sebáceas ectópicas en esófago

Secuencia Video Endoscópica 6 de 7.

Glándulas sebáceas ectópicas en esófago

 

 

 

 

 

 

 

Esofagitis Infecciosa por Citomegalovirus

Secuencia Video Endoscópica 7 de 7.

Glándulas sebáceas ectópicas en esófago

 

 

 

 

 


 


Ingesta intencional de paraquat

Secuencia Video Endoscópica 1 de 4.

Ingesta intencional de paraquat

Quemadura de la lengua y esófago por Paraquat

Femenino de 32 años quien en un intento de suicidio ingiere cantidad no cuantificada de este herbicida, fue llevada al hospital de su ciudad donde le practicaron lavado gástrico con sonda naso gástrica, 10 días posteriores se realiza esta endoscopia, la paciente estaba con un buen estado general.

El pronóstico depende de qué tan grave sea la exposición. Algunas personas afectadas pueden desarrollar síntomas leves relacionados con la respiración y recuperarse por completo. Otras pueden experimentar cambios pulmonares permanentes. Si una persona ingiere el tóxico, es muy probable que muera si no se aplica atención médica inmediata

El paraquat es el herbicida más vendido en todo el mundo. Se absorbe por las vías digestiva e inhalatoria. Si llega a los pulmones, produce congestión, edema alveolar con aumento de macrófagos que progresa a fibrosis y edema pulmonar, los cuales se presentan hasta 14 días después de la exposición si el afectado no recibió tratamiento oportuno y correcto. El paraquat se dirige fundamentalmente a los pulmones y genera allí radicales libres oxidantes; por eso, en los casos de intoxicación aguda está totalmente contraindicado usar oxígeno excepto cuando la presión parcial de oxigeno en sangre arterial sea inferior a 50 mmHg.

 


Quemadura paraquat

Secuencia Video Endoscópica 2 de 4.

Quemadura por Paraquat

Se observa una pequeña quemadura de orofaringe

El caso presentado se clasificó como intoxicación aguda, severa con pronóstico favorable. El pronóstico de la intoxicación por paraquat se relaciona con dos factores principales: el tiempo transcurrido desde la ingesta y la concentración plasmática del tóxico. Se han descrito tres formas clínicas en función de la severidad del cuadro y de la cantidad de tóxico ingerida: a) intoxicación fulminante, cuando la cantidad ingerida de tóxico es mayor de 50 mg/kg de peso, produciéndose la muerte en menos de 72 horas por fallo multisistémico; b) intoxicación moderada-severa, cuando se ingieren de 20 a 40 mg/kg de peso y c) intoxicación leve o moderada cuando se consume una dosis menor a 20 mg/kg.

 

 

Quemaduraesofago Paraquat

Secuencia Video Endoscópica 3 de 4.

Quemadura esofágica por Paraquat

Tercio inferior con quemadura leves

 

Quemadura esofágica por Paraquat

Secuencia Video Endoscópica 4 de 4.

Quemadura esofágica por Paraquat

Se observa el cardias en retroflexión

 

© 2000 - 2016 gastrointestinalatlas.com
San Salvador, El Salvador | Contáctenos