Atlas de Endoscopia Gastrointestinal de El Salvador. Larga Colección de imágenes y videos de alta resolución de endoscopia gastrointestinal con casos reportados.
Atlas de Endoscopia Gastrointestinal de El Salvador.
Paciente femenina de 33 años, ocho años previos fue intervenida quirúrgicamente via torácica izquierda abierta, por adolecer de acalasia, dos meses previos inicia con disfagia progresiva, se confirma el diagnóstico endoscópico y se recomienda dilatación con balón.  El objetivo quirúrgico en el tratamiento de la acalasia es la disrupción del EEI, suficiente para eliminar la disfagia sin causar reflujo excesivo.    Esofagocardiomiotomía de Heller-Zaaijer, 5 cm hacia el esófago y 2 cm hacia el estómago, por vía abdominal o torácica izquierda, asociada a una técnica antirreflujo, preferentemente la posterior de Toupet de 270º, fijada a los bordes de la miotomía, el Nissen flojo y corto o la anterior de Dor (Sobre todo cuando se ha producido una efracción de la mucosa esofágica durante la miotomía). Estas técnicas se pueden realizar por vía abierta o de mínimo acceso (toracoscópica o laparoscópica), prefiriéndose en forma creciente esta última vía.

Secuencia Video Endoscópica 1 de 31.

 Paciente femenina de 33 años, ocho años previos fue
 intervenida quirúrgicamente vía torácica izquierda abierta,
 por adolecer de acalasia, dos meses previos inicia con
 disfagia progresiva, se confirma el diagnóstico endoscópico
 de haber tenido recaida y se recomienda dilatación con
 balón.

 El objetivo quirúrgico en el tratamiento de la acalasia es la
 disrupción del EEI, suficiente para eliminar la disfagia sin
 causar reflujo excesivo.

 Esofagocardiomiotomía de Heller-Zaaijer, 5 cm hacia el
 esófago y 2 cm hacia el estómago, por vía abdominal o
 torácica izquierda, asociada a una técnica antirreflujo,
 preferentemente la posterior de Toupet de 270º, fijada a
 los bordes de la miotomía, el Nissen flojo y corto o la
 anterior de Dor (Sobre todo cuando se ha producido una
 efracción de la mucosa esofágica durante la miotomía).
 Estas técnicas se pueden realizar por vía abierta o de
 mínimo acceso (toracoscópica o laparoscópica),
 prefiriéndose en forma creciente esta última vía.

Acercamiento a la unión gastroesofágica, se nota la disminución considerable del diámetro.   La Achalasia es un raro trastorno de la motilidad esofágica distal, de etiología desconocida. La destrucción irreversible de las neuronas del plexo mientérico esofágico, causa aperistalsis y fallo en la relajación del esfínter esofágico inferior durante la deglución. Consecuentemente, el bolo alimenticio se detiene a nivel del cardias, produciendo disfagia y otros síntomas subsecuentes como regurgitación, dolor torácico, pirosis y pérdida de peso.

Secuencia Video Endoscópica 2 de 31.

Acercamiento a la unión gastroesofágica, se nota la disminución considerable del diámetro.

 La Achalasia es un raro trastorno de la motilidad esofágica
 distal, de etiología desconocida. La destrucción irreversible
 de las neuronas del plexo mientérico esofágico, causa
 aperistalsis y fallo en la relajación del esfínter esofágico
 inferior durante la deglución. Consecuentemente, el bolo
 alimenticio se detiene a nivel del cardias, produciendo
 disfagia y otros síntomas subsecuentes como regurgitación,
 dolor torácico, pirosis y pérdida de peso.

En la imagen y el video se visualiza la colocación de una guía de alambre de savari, la cual nos ayuda para introducir el dilatador a través del esfínter esofágico superior.

Secuencia Video Endoscópica 3 de 31.

 En la imagen y el video se visualiza la colocación de una
 guía de alambre de Savari, la cual nos ayuda para
 introducir el dilatador a través del esfínter esofágico
 superior.

La acalasia es debida a la destrucción irreversible de las neuronas del plexo mientérico del esófago, que causa aperistalsis y falta de relajación del esfínter esofágico inferior (EEI). La consecuencia de ello es la parada del bolo alimentario en el cardias y la aparición de disfagia. Actualmente, el tratamiento de la acalasia es paliativa y se basa en la parálisis o destrucción (química, farmacología o física) de las fibras musculares del esfínter esofágico inferior. Dada la rareza de la acalasia, existen pocos estudios clínicos aleatorizados sobre los que basar un esquema terapéutico: la terapia farmacológica y la inyección de toxina botulínica desempeñan un papel marginal, como puente de espera a un tratamiento más eficaz. Las 2 terapias más eficaces continúan siendo la miotomía quirúrgica y la dilatación neumática.

Secuencia Video Endoscópica 4 de 31.

 La acalasia es debida a la destrucción irreversible de las
 neuronas del plexo mientérico del esófago, que causa
 aperistalsis y falta de relajación del esfínter esofágico
 inferior (EEI). La consecuencia de ello es la parada del
 bolo alimentario en el cardias y la aparición de disfagia.
 Actualmente, el tratamiento de la acalasia es paliativa y se
 basa en la parálisis o
destrucción (química, farmacología o
 física) de las fibras musculares del esfínter esofágico
 inferior. Dada la rareza de la acalasia, existen pocos
 estudios clínicos aleatorizados sobre los que basar un
 esquema terapéutico: la terapia farmacológica y la
 inyección de toxina botulínica desempeñan un papel
 marginal, como puente de espera a un tratamiento más
 eficaz. Las 2 terapias más eficaces continúan siendo la
 miotomía quirúrgica y la dilatación neumática.

Iniciamos la dilatación con el fin de romper fibras de la muscularis. El diagnóstico de la acalasia se basa en la clínica y en el estudio manométrico, aunque existen situaciones clínicas de otra etiología que presentan una sintomatología similar.

Secuencia Video Endoscópica 5 de 31.

Iniciamos la dilatación con el fin de romper fibras de la muscularis.

 El diagnóstico de la acalasia se basa en la clínica y en el
 estudio manométrico, aunque existen situaciones clínicas
 de otra etiología que presentan una sintomatología similar.

 

La acalasia idiopática fue el primer trastorno de la motilidad esofágica en ser reconocido clínicamente, y puede definirse como una enfermedad de etiología desconocida, caracteriza por la ausencia del peristaltismo del cuerpo esofágico y la incapacidad del esfínter esofágico inferior (EEI) para relajarse en respuesta a la deglución (el término acalasia expresa etimológicamente «fracaso del esfínter para relajarse»). Ambas alteraciones motoras determinan una dilatación esofágica (megaesófago) con estasis alimentario, responsable de la mayor parte de los síntomas y complicaciones de esta enfermedad. En el presente manuscrito se llevará a cabo una revisión de la acalasia esofágica desde un punto de vista clínico, haciendo hincapié en aquellos aspectos eminentemente prácticos.

Secuencia Video Endoscópica 6 de 31.

La acalasia idiopática fue el primer trastorno de la motilidad esofágica en ser reconocido clínicamente, y puede definirse como una enfermedad de etiología desconocida, caracteriza por la ausencia del peristaltismo del cuerpo esofágico y la incapacidad del esfínter esofágico inferior (EEI) para relajarse en respuesta a la deglución (el término acalasia expresa etimológicamente «fracaso del esfínter para relajarse»). Ambas alteraciones motoras determinan una dilatación esofágica (megaesófago) con estasis alimentario, responsable de la mayor parte de los síntomas y complicaciones de esta enfermedad. En el presente manuscrito se llevará a cabo una revisión de la acalasia esofágica desde un punto de vista clínico, haciendo hincapié en aquellos aspectos eminentemente prácticos.

 

AkalasiaRelapsing7

Secuencia Video Endoscópica 7 de 31.

Se observa el balón con el cual se insufla con agua y con maniobras de tracción y dilatación logramos romper fibras musculares sin ninguna complicación.

 

A pesar de su infrecuencia, la acalasia es la alteración motora del esófago más habitual. Su conocimiento y la posibilidad de tratarla con una cierta eficacia proceden del siglo XVI, cuando Willis describió las dilataciones con un hueso de ballena, en cuya extremidad se colocaba una esponja, en un paciente con un cuadro definido como un ?cardiospasmo?, clínicamente similar a la acalasia. El uso del término acalasia (falta de relajación) proviene del 1937 y fue propuesto por Lendrum, que describió el síndrome como la relajación incompleta de la región cardial. Desde el punto de vista terapéutico, el paso fundamental se efectuó al inicio del siglo XX, cuando Heller, un cirujano alemán, describió la cardiomiotomía y cuyos principios se continúan siguiendo en la actualidad. Apenas 20 años después se describieron las dilataciones forzadas del cardias por vía endoscópica usando dilatadores metálicos.

Secuencia Video Endoscópica 8 de 31.

 A pesar de su infrecuencia, la acalasia es la alteración
 motora del esófago más habitual. Su conocimiento y la
 posibilidad de tratarla con una cierta eficacia proceden del
 siglo XVI, cuando Willis describió las dilataciones con un
 hueso de ballena, en cuya extremidad se colocaba una
 esponja, en un paciente con un cuadro definido como un
 “cardiospasmo”, clínicamente similar a la acalasia. El uso
 del término acalasia (falta de relajación) proviene del 1937
 y fue propuesto por Lendrum, que describió el síndrome
 como la relajación incompleta de la región cardial. Desde el
 punto de vista terapéutico, el paso fundamental se efectuó
 al inicio del siglo XX, cuando Heller, un cirujano alemán,
 describió la cardiomiotomía y cuyos principios se continúan
 siguiendo en la actualidad. Apenas 20 años después se
 describieron las dilataciones forzadas del cardias por vía
 endoscópica usando dilatadores metálicos.

AkalasiaRelapsing9

Secuencia Video Endoscópica 9 de 31.

Después de la primera dilatación observamos

Desde el punto de vista funcional, la acalasia se caracteriza por la desaparición de la peristalsis en el cuerpo esofágico y la ausencia parcial o total de relajación del esfínter esofágico inferior (EEI) en la deglución. Como consecuencia de esta alteración, existe un obstáculo a la progresión del bolo del esófago al estómago, con acumulación de material no digerido en el esófago y su progresiva dilatación (megaesófago acalásico). La sintomatología característica de la acalasia es la disfagia: el paciente experimenta una sensación de parada del bolo que, en general (pero no siempre), localiza con precisión en el cardias. Otras veces, el paciente refiere la necesidad de beber durante el paso de alimentos para permitir el paso del bolo al estómago. Otro síntoma frecuente es la regurgitación de alimentos y saliva, especialmente durante la noche. Un síntoma asociado a la disfagia es el dolor torácico, en ocasiones desencadenado por el acto de la deglución,aunque puede aparecer por la noche, con más frecuencia en las fases iniciales de la enfermedad.

Secuencia Video Endoscópica 10 de 31.

 Desde el punto de vista funcional, la acalasia se caracteriza
 por la desaparición de la peristalsis en el cuerpo esofágico
 y la ausencia parcial o total de relajación del esfínter
 esofágico inferior (EEI) en la deglución. Como
 consecuencia de esta alteración, existe un obstáculo a la
 progresión del bolo del esófago al estómago, con
 acumulación de material no digerido en el esófago y su
 progresiva dilatación (megaesófago acalásico). La
 sintomatología característica de la acalasia es la disfagia:
 el paciente experimenta una sensación de parada del bolo
 que, en general (pero no siempre), localiza con precisión en
 el cardias. Otras veces, el paciente refiere la necesidad de
 beber durante el paso de alimentos para permitir el paso
 del bolo al estómago. Otro síntoma frecuente es la
 regurgitación de alimentos y saliva, especialmente durante
 la noche. Un síntoma asociado a la disfagia es el dolor
 torácico, en ocasiones desencadenado por el acto de la
 deglución, aunque puede aparecer por la noche, con más
 frecuencia en las fases iniciales de la enfermedad.

 

La disfagia, ó sensación de detención del bolo alimenticio durante la deglución, es el síntoma fundamental de los trastornos motores esofágicos (TME), suele ser intermitente y no progresiva, aumentando su prevalencia con la edad. Se clasifica en orofaríngea y esofágica. Una detallada historia clínica aportará los datos suficientes para llegar a su diagnóstico hasta en el 80% de los casos. La acalasia, a pesar de su infrecuencia, es la alteración motora del esófago más habitual.

Secuencia Video Endoscópica 11 de 31.

 La disfagia, ó sensación de detención del bolo alimenticio
 durante la deglución, es
el síntoma fundamental de los
 trastornos motores esofágicos (TME), suele ser
 intermitente
y no progresiva, aumentando su prevalencia
 con la edad. Se clasifica en
orofaríngea y esofágica. Una
 detallada historia clínica aportará los datos suficientes
 
para llegar a su diagnóstico hasta en el 80% de los casos.
 La acalasia, a pesar de
su infrecuencia, es la alteración
 motora del esófago más habitual.

AkalasiaRelapsing12

Secuencia Video Endoscópica 12 de 31.

 

AkalasiaRelapsing13

Secuencia Video Endoscópica 13 de 31.

 

Se observa el balón el cual emerge desde la unión gastroesofágica, la cual ya esta dilatada.

Secuencia Video Endoscópica 14 de 31.

Se observa el balón el cual emerge desde la unión gastroesofágica, la cual ya esta dilatada.

En la cámara gástrica, se observa en retroflexión, el balón emerge desde el cardias, abajo la guía de Savary.

Secuencia Video Endoscópica 15 de 31.

En la cámara gástrica, se observa en retroflexión, el balón emerge desde el cardias, abajo la guía de Savary.

Otra imagen y video de la cámara gástrica.

Secuencia Video Endoscópica 16 de 31.

Otra imagen y video de la cámara gástrica.

Estatus final de la dilatación.

Secuencia Video Endoscópica 17 de 31.

Estatus final de la dilatación.

Un año después se le practica nueva endoscopia.  Se observa retención de liquido en forma de espuma pero la unión gastroesofágica esta permeable, pero ulcerada, es evidente la falta de motilidad del esófago.

Secuencia Video Endoscópica 18 de 31.

Un año después se le practica nueva endoscopia

 Se observa retención de liquido en forma de espuma pero
 la unión gastroesofágica esta permeable, pero ulcerada, es
 evidente la falta de motilidad del esófago.

Imagen y video que corresponde al tercio inferior.

Secuencia Video Endoscópica 19 de 31.

Imagen y video que corresponde al tercio inferior

Es evidente que el esófago ha quedado dilatado para siempre se observa desde el tercio superior como en esta imagen y video, la imagen de Tomografía axial computarizada de tórax se observa la dilatación de todo el trayecto del esófago.

Secuencia Video Endoscópica 20 de 31.

 Es evidente que el esófago ha quedado dilatado para
 siempre se observa desde el tercio superior como en esta
 imagen y video, la imagen de Tomografía axial
 computarizada de tórax se observa la dilatación de todo el
 trayecto del esófago. 

Tercio inferior del esófago el cual se observa con múltiples ulceras de reflujo y un pequeño pseudo divertículo.

Secuencia Video Endoscópica 21 de 31.

 Tercio inferior del esófago el cual se observa con múltiples
 ulceras de reflujo y un pequeño pseudo divertículo.

Otra imagen y video del tercio inferior.                                   Otra imagen y video del tercio inferior.     Posiblemente esta paciente necesitará tomar de por vida inhibidores de la bomba.

Secuencia Video Endoscópica 22 de 31.

Otra imagen y video del tercio inferior.

Posiblemente esta paciente necesitará tomar de por vida inhibidores de la bomba.

Seis meses después de la dilatación endoscópica la paciente presenta dedos en palillo de tambor, se excluyeron otras enfermedades como cardiaca y pulmonar se realizaron varios estudios como tac de tórax pa y lateral eco cardiograma descartando hipertensión pulmonar etc.

 Secuencia Video Endoscópica 23 de 31.

 Seis meses después de la dilatación endoscópica la
 paciente presenta dedos en palillo de tambor, se
 excluyeron otras enfermedades como cardiaca y pulmonar
 se realizaron varios estudios como tac de tórax pa y lateral
 eco cardiograma descartando hipertensión pulmonar etc.

 Se menciona la acalasia como una de las enfermedades del
 aparato digestivo que pude dar dedos en palillos de tambor

 Procesos gastrointestinales asociados a la presencia
 deacropaquias y/o, osteoartropatía hipertrófica:

  • Enteritis regional.
  • Colitis ulcerosa.
  • Cirrosis (hepática, biliar).
  • Disentería amebiana.
  • Acalasia.
  • Ulcera péptica
  • Amiloidosis hepática.
  • Carcinoma de esófago o colon
Las acropaquias o dedos hipocráticos, o dedos en palillo de tambor, son un signo físico caracterizado por un engrosamiento del tejido conectivo de las falanges terminales de la zona distal de 10s dedos de las manos y de 10s pies, acompañado de un reblandecimiento del lecho ungeal. Habitualmente indoloros (aunque algunos pacientes refieren cierta molestia), bilaterales y simétricas (aunque se han descrito formas unilaterales, incluso en solo algunos dedos de una extremidad). Su presencia se asocia a diversos procesos agudos y crónicos con frecuencia de origen respiratorio.

Secuencia Video Endoscópica 24 de 31.

 Las acropaquias o dedos hipocráticos, o dedos en palillo
 de tambor, son un signo físico caracterizado por un
 engrosamiento del tejido conectivo de las falanges
 terminales de la zona distal de 10s dedos de las manos
 y de 10s pies, acompañado de un reblandecimiento del
 lecho ungeal. Habitualmente indoloros (aunque algunos
 pacientes refieren cierta molestia), bilaterales y simétricas
 (aunque se han descrito formas unilaterales, incluso en
 solo algunos dedos de una extremidad). Su presencia se
 asocia a diversos procesos agudos y crónicos con
 frecuencia de origen respiratorio.

 

AkalasiaRelapsing25

Secuencia Video Endoscópica 25 de 31.

AkalasiaRelapsing26

Secuencia Video Endoscópica 26 de 31.

AkalasiaRelapsing27

Secuencia Video Endoscópica 27 de 31.

La Tomografía axial computarizada de tórax, demuestra el esófago marcadamente dilatado, incluyendo desde su región superior hasta la unión gastroesofágica, hay niveles hidroaereos sin engrosamiento focal o difuso de las paredes del esófago.

Secuencia Video Endoscópica 28 de 31.

 La tomografía axial computarizada de tórax, demuestra el
 esófago marcadamente dilatado, incluyendo desde su
 región superior hasta la unión gastroesofágica, hay niveles
 hidroaereos sin engrosamiento focal o difuso de las
 paredes del esófago.

 

AkalasiaRelapsing29

Secuencia Video Endoscópica 29 de 31.

AkalasiaRelapsing30

Secuencia Video Endoscópica 30 de 31.

AkalasiaRelapsing31

Secuencia Video Endoscópica 31 de 31.